pedalear en la nieve

Pedalear en bajas temperaturas: conoce los mejores consejos

Si preguntáramos a un conjunto de corredores cuáles son los mayores retos al pedalear en el frío, indudablemente responderían a inconvenientes como: la flojera, las bajas temperaturas, la carencia de energía, entre otras muchas cuestiones.

No obstante, pedalear en bajar temperaturas puede tener enormes beneficios para tu entrenamiento y salud; y es por ello que, en esta ocasión, compartimos contigo algunos de los mejores consejos al respecto para salir en tu bicicleta aún en la temporada más fría del año:

  1. Revisa tu bicicleta

Antes de salir de casa a pedalear, revisa tu bicielta a fin de que pueda enfrentar las bajas temperaturas con más calma.

Uno de los consejos esenciales es dejar espacio en el bolsillo de la camisa de ciclismo. Merece la pena adquirir una bolsa de sillín o bien un portaútiles que encaje en el portaútiles.

A lo largo del invierno, tomamos menos agua y en ocasiones una botella basta para saciar nuestra sed.

Estos pequeños cambios aumentan el espacio para guardar ropa que puedas utilizar a lo largo de tu recorrido. Asimismo se pueden guardar ciertos alimentos que, si bien son fundamentales, se ignoran en esa temporada del año.

  1. Calienta tu cuerpo

En el frío, la flojera domina a muchos deportistas. Si es el inconveniente para ti, anímate. Como en verano, recuerde calentar todo el cuerpo, pues las bajas temperaturas aumentan el peligro de padecer una lesión.

La regla es comenzar el calentamiento poquito a poco y acrecentar la potencia con poca intensidad. El calendario debe proseguir de la próxima manera: trabaje la rotación de las piernas y ejecute aceleraciones cortas con alto RPM. Entonces, cuando su cuerpo esté caliente, haga entre 2 o 3 aceleraciones en potencial elevado.

El periodo de entrenamiento va a depender de de qué forma reaccione su cuerpo en frente de los ejercicios. En la mayor parte de los casos, el tiempo indicado es de al menos veinte minutos.

  1. Aliméntate de la mejor manera

Cuando pedaleas en el frío, gastas mucha energía y muchas calorías. En consecuencia, es esencial comer adecuadamente para impedir terminar por alimentarte de forma deficiente.

Si alguna vez te encaraste a esta situación por carencia de comida sabes lo difícil que es. Falta energía para pedalear, y enfrentar las laderas es una misión prácticamente imposible. El inconveniente es todavía más grave pues tienes posibilidades de tener una baja en el sistema inmunológico.

En consecuencia, no olvides alimentarte de la mejor forma posible, tanto en el período pre como en el post entreno.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba