crudivorismo dieta

Crudivorismo, ¿qué es y cómo funciona?

El crudivorismo es una tendencia alimenticia, así como una dieta que se basa en la ingesta de alimentos completamente crudos, siendo su término original en inglés el de “raw food”. Su base de alimentos está compuesta por los de origen vegetal y natural; es decir, se eliminan los alimentos de origen animal en su gran mayoría, en especial los diversos tipos de carnes.

¿Cómo se lleva a cabo el crudivorismo?

Básicamente, se lleva a cabo basada en diversos estudios que demuestran que, cuando cocinamos o hervimos los alimentos de alguna forma, sucede que pierden un buen número de sus micro y macronutrientes; en otras palabras el enorme poder nutritivo de, por ejemplo, frutas y verduras, se ve reducido drásticamente, lo que termina impactando de manera directa en nuestro organismo.

Otro punto, es que al cocinarlos modificamos en cierta medida su sabor original, además de que puede presentarse pérdida de líquido y fibras. 

No obstante, en el crudivorismo, sí que pueden calentarse los alimentos, pero preferentemente no más de los 40 grados C.

Aunado a alimentos como frutas y verduras, en el crudivorismo se emplean en buena medida los denominados alimentos vivos, como es el caso de las semillas germinadas de diversas especies de plantas. Para ello, sólo se activan dejándolas en remojo, por lo general, por una noche.

Otras técnicas que se emplean en el crudivorismo con frecuencia son:

  • Hidratación: con ello modificamos la consistencia de alimentos demasiado duros, puesto que no podemos cocinarlos.
  • La extracción del jugo o líquido del alimentos: obtenemos un líquido altamente nutricional, tanto de vegetales como de frutas.
  • Y la deshidratación: en este método, se retira el agua, como medio de preservación o para resaltar el sabor.

En general, el crudivorismo es una dieta que puede ser considerada saludable, sólo si obtenemos todos los nutrientes necesarios que nuestro cuerpo requiere. Recuerda, frente a cualquier tipo de duda o consulta, no dudes en acudir con tu médico y/o nutriólogo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba