carbohidratos dieta

Conoce los diferentes tipos de carbohidratos

Una duda que siempre y en todo momento intriga a los que se preocupan por la nutrición es la cantidad ideal de hidratos de carbono – y los mejores – que se ingieren.

Pensando en ello, en este artículo responderemos a ciertas preguntas relacionadas con este esencial componente de nuestra nutrición.

  1. Los diferentes tipos

Los hidratos de carbono están presentes en prácticamente todos los comestibles y tienen peculiaridades propias.

  1. Hidratos de carbono simples (o bien de cadena corta)

Utilizados por nuestro cuerpo como fuente de energía inmediata. En general llamados de azúcar, el primordial representante de esta clase es la glucosa, que se halla en muchos comestibles industrializados y que acostumbran a tener un sabor dulce.

  1. Hidratos de carbono complejos (o bien de cadena larga)

Son de estructura más compleja y precisan mucho trabajo para ser digeridos. Liberan energía de forma más lenta y gradual en nuestro cuerpo. Se hallan en múltiples verduras, granos, frutas, entre otros alimentos.

  1. Fibras

Son los hidratos de carbono más complejos y no son digeridos por nuestro organismo, mas tienen esenciales funciones en el tracto digestible y son usados por bacterias ventajosas que viven allá. Están primordialmente en granos integrales y vegetales.

  1. Peligros

El consumo de hidratos de carbono acostumbra a estar relacionado con diferentes enfermedades, como la diabetes y la obesidad, y siempre y en todo momento se les considera contrincantes de una dieta saludable. Mas esta relación maligna es solo parcial.

El enorme riesgo es el consumo excesivo de hidratos de carbono simples, que produce picos de azúcar en nuestra sangre y puede desestabilizar el organismo en conjunto, incrementando los peligros de desarrollo de enfermedades.

Desgraciadamente, muchos alimentos – particularmente los procesados- son ricos en hidratos de carbono simples y tienen en común la característica de saciedad momentánea, seguida de instantes de apetito intensa, lo que puede contribuir a la aparición de la obesidad y la diabetes, en tanto que la persona tiende a comer más.

Los refrescos, dulces y masas están compuestos de hidratos de carbono muy básicos y carecen totalmente de los nutrientes saludables que los hidratos de carbono pueden ofrecer. Evítalo por lo menos en demasía.

  1. Las mejores fuentes

Los alimentos naturales son una buena solución para revalorizar la ingestión de hidratos de carbono más complejos y ventajosos para nuestro cuerpo. Los vegetales, el arroz integral, los granos y las frutas son ricos en hidratos de carbono y le dan al cuerpo otros nutrientes, sin la montaña rusa de saciedad y apetito.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba